Cómo comenzar un cuento

foto de Lores E.

 

Otro comienzo

 

Érase una vez entre los madrigales de una noche muy oscura. Érase que se era, y, en torno a una pequeña hoguera, se movía quien lee estas líneas. ¿Qué aspecto tenía?, no lo podré decir porque yo dormía suspendido de una estrella.

Esta es la historia que me contó un búho, que, al cazar ratón sabroso con que llenar su panza, no pudo por menos que observar un extraño y fugaz suceso.

El búho vio una sombra, desnuda,… Eso es lo que me dijo pero…, como los búhos sólo ven sombras…, en fin, no sé si era la sombra o la sombra que producía la sombra; e, incluso, pudo ser otra sombra que pasara cerca de allí, o la sombra que, a su vez, producía aquella sombra.

Me estuve preguntando que si era una noche oscura y los búhos sólo ven sombras, tuvo que ser muy atractiva una de ellas para verla. De todas formas sigo sin entenderlo; te explicaré por qué: yo me subí a una rama, más o menos la que suele utilizar el búho, en una noche oscura y lo único que vi fue lo que no estaba iluminado…, es decir, nada. Si hubiera habido luna quizá habría visto algo, pero incluso entonces vería lo iluminado, lo otro, lo demás, no lo vería. Después de esto llegué a la conclusión de que para un hombre es imposible ver sombras –en todo caso, dejaría de ver lo que estaba viendo…

Una vez dicho esto me he cansado tanto y tengo tal dolor de cabeza que es mejor que sigas tú con la historia… 

 
Categoria: 

Sobre el Autor

David Luengo

David Luengo, director de www.losritmos.es, historiador y grafólogo, escritor y filósofo, compositor y fotógrafo.