Dewi Sant

http://hablemosdereligion.com/san-david/

Dewi Sant

Haz las pequeñas cosas

Hoy, 1 de marzo, es el día de San David –Dewi Sant–, patrono de Gales y de los poetas. Por eso, también hoy es el día nacional de Gales. Dewi Sant nació a finales del siglo V en Ceredigion, hijo de reyes –Sandde de Ceredigion y Santa Non– decidió orientar su vida hacia la vida monástica, siendo predicador y profesor. Gran peregrinador fundó varios monasterios en Gran Bretaña, dominada por aquel entonces por muchas tribus, que se unificarían 300 años más tarde. Fue nombrado obispo de Gales en el sínode de Brevi. Vivió más de 100 años y falleció en el 580 d.C., en su ciudad de origen. Sus últimas palabras fueron: Sé gozoso, y mantén tu fe y tu credo. Haz las pequeñas cosas que me has visto hacer y has oído que hago. Caminaré por el camino que nuestros padres han trazado antes de nosotros.

Felicidades a todos los David, en especial al director de este diario.

Se dice que San David nació en la cima de un acantilado cerca de Capel Non (capilla de Non) en la costa suroeste de Gales durante una tormenta feroz. Sus dos padres eran descendientes de la realeza de Gales.

Era el hijo de Sandde, Príncipe de Powys, y Non, hija de un cacique de Menevia. El sitio del nacimiento de David está marcado por las ruinas de una pequeña capilla antigua cerca de un pozo sagrado y la capilla más reciente del siglo XVIII dedicada a su madre no se puede ver aún cerca de la Catedral de San David.

En la época medieval, se creía que San David era el sobrino del rey Arturo.

El joven David creció hasta ser sacerdote, siendo educado en el monasterio de Hen Fynyw bajo la tutoria de San Paulino. Según la leyenda, David realizó varios milagros durante su vida, incluida la restauración de la vista de Paulino.

Al Convertirse en misionero San David viajó por todo Gales y Gran Bretaña e incluso hizo una peregrinación a Jerusalén, donde fue consagrado obispo.

Fundó 12 monasterios, incluido Glastonbury, y uno en Menevia, donde nombró a sus obispos. Fue nombrado arzobispo de Gales en el Sínodo de Brevi (Llandewi Brefi), Cardiganshire en el 550 dc.

La vida del monasterio era muy estricta, los hermanos tenían que trabajar muy duro, cultivando la tierra y tirando del arado. Se siguieron muchas artesanías, la apicultura, en particular, fue muy importante.

Los monjes tenían que mantenerse alimentados y proporcionar comida y alojamiento a los viajeros. También cuidaron a los pobres.

San David y sus monjes no bebieron ni vino ni cerveza, solo agua, mientras realizaban un día completo de trabajo pesado y de estudio intenso.

Se dice que sus contribuciones en el sínodo fueron la causa principal de su elección como primado de la Iglesia Cámbrica. Según los informes, fue consagrado arzobispo por el patriarca de Jerusalén durante una visita a Tierra Santa.

También se dice que invocó un concilio que puso fin a los últimos vestigios del pelagianismo. David murió en su monasterio en Menevia alrededor del año 589, y su culto fue aprobado en 1120 por el Papa Calixto II.

Él es reverenciado como el patrón de Gales. Sin lugar a dudas, San David fue dotado con cualidades sustanciales de liderazgo espiritual. Lo que es más, muchos monasterios florecieron como resultado de su liderazgo y buen ejemplo.

Se dice que al morir tenia más de 100 años. Sus restos fueron enterrados en un santuario en la catedral del siglo VI que fue saqueada en el siglo XI por los invasores vikingos, quienes saquearon el sitio y asesinaron a dos obispos galeses.

Después de su muerte, su influencia se extendió por todas partes, primero a través de Gran Bretaña y luego por mar hasta Cornualles y Bretaña. En 1120, el Papa Callactus II canonizó a David como un Santo.

Su firme adhesión a la piedad monástica es un buen ejemplo para los cristianos modernos que buscan orden y forma en su vida de oración. Su fiesta es el 1 de marzo.

Las últimas palabras que dirigió a sus seguidores fueron en un sermón un domingo antes de su muerte. Según uno de sus biógrafos, Dewi les dijo: “Sean alegres y mantengan su fe y su credo. Hagan las pequeñas cosas que me han visto u oído hacer. Yo caminaré por la ruta que nuestros ancestros recorrieron antes que nosotros”.

“Hagan las pequeñas cosas” es una frase muy conocida en galés que ha sido la inspiración de muchos. Se dice que el martes 1 de marzo del año 589 el monasterio se llenó de ángeles y Cristo recibió su alma.

Fue declarado Patrono de Gales. Tal fue la influencia de David que muchas peregrinaciones se hicieron a San David, y el Papa decretó que dos peregrinaciones hechas a San David igualaron una a Roma, mientras que tres valían la pena a Jerusalén. Cincuenta iglesias en el sur de Gales solo llevan su nombre.

No es seguro cuánto de la historia de San David es un hecho y cuánto es mera especulación.

Sin embargo, en 1996 se encontraron huesos en la Catedral de San David, así como se encontraron huesos en donde se encuentra la catedral de San Pedro Apostol y que se cree son de él. Muchos afirman, podrían ser los del propio David. Quizás estos huesos nos pueden decir más sobre San David: sacerdote, obispo y santo patrón de Gales.

También se dice que durante una batalla contra los sajones, San David aconsejó a sus soldados que usaran puerros en sus sombreros para poder distinguirlos fácilmente de sus enemigos. Por lo que en la actualidad el puerro es uno de los emblemas de Gales.

San David era un vegetariano que solo comía pan, hierbas y vegetales y que solo bebía agua, se hizo conocido como el bebedor de agua en galés. A veces, como una penitencia autoimpuesta, se paraba en el cuello en un lago de agua fría, recitando las Sagradas Escrituras. También se dice que los hitos durante su vida estuvieron marcados por la aparición de manantiales de agua.

http://hablemosdereligion.com/san-david/

Categoria: 

Sobre el Autor
Imagen de W. Lawson

W. Lawson

William L. Croceti nace en Ávila en el otoño de 1986. De padre escocés y madre siciliana, decide quedarse a vivir en España después de terminar sus estudios en Literatura Universal en Roma. Aunque siempre ha trabajado en el mundo del audiovisual, su pasión por la lectura le ha llevado a volcarse en la escritura y la crítica desde hace unos pocos años.