El Paseo

http://montepinoseleccion.es/platos-tipicos-madrilenos/
Destacados: 
  • Allá por la zona oeste de la Comunidad de Madrid, en el pueblo de Brunete se yergue desde hace medio siglo una de las tascas más singulares que he tenido el privilegio de conocer.
  • Digo tasca singular y bien podría decir bar del pueblo, taberna de reuniones y buen yantar o cantina añeja.
  • Bar El Paseo, de Brunete, Madrid: calle Real de San Sebastián, 26.

En El Paseo..., de Cocido.

Siempre se disfruta de las cosas sencillas

Allá por la zona oeste de la Comunidad de Madrid, en el pueblo de Brunete –el ojo de la zona, planicie casi perfecta que vuelca sus aguas al Perales y al Guadarrama, con una fuerte tradición agropecuaria en lo profesional y libertadora en lo emotivo–, cerca del cuartel de la Guardia Civil, se yergue desde hace medio siglo una de las tascas más singulares que he tenido el privilegio de conocer, esta vez gracias a las buenas relaciones de mi amigo Hache.

Digo tasca singular y bien podría decir bar del pueblo, taberna de reuniones y buen yantar o cantina añeja. Todos esos apelativos le vienen como un guante. Un lugar donde los vecinos y los extranjeros se dan la mano, se ceden la palabra, comparten experiencias, miedos e ilusiones. Todo alrededor de los mimados fogones de Celsa, propietaria y cocinera, persona atenta y agradecida, paciente en la cocina y pícara en la mirada. Sin olvidar el buen servicio de Fonsi, auténtico hombre de bar y sonrisa al quite, que sabe poner la nota de humor en los cansados tiempos de sus clientes para regalarles un rato de buen rollo, buena comida y buena compañía. Por ellos este local siempre anda llenito.

Nada más llegar, y para ir regando la terraza, comenzamos con los botijos, pero no de barro y agua sino de espuma y cebada; acompañados por unos generosos aperitivos de tortilla de patatas –impresionante la tortilla, Celsa tiene unas espléndidas manos en este quehacer, al punto, sabrosa, hecha con esmero y con paciencia: la auténtica tortilla española de toda la vida, o, mejor dicho, de toda la vida de nuestras abuelas.

Mi compadre Hache me había sugerido que visitáramos El Paseo un miércoles, día dedicado al cocido, y así lo hicimos. Fue todo un acierto. Resulta reconfortante comprobar, una vez más, que las cosas sencillas y bien hechas, siguiendo las tradiciones antiguas, son las que mejor saben. Si la tortilla era la auténtica de la abuela, el cocido no fue para menos: cocido a fuego lento durante horas, deja una sopa deliciosa, no apta para medias tintas, sino real, gustosa y con fideo gordo. Se nota que hubo buenísimos ministerios cociendo lentamente. Perfectas la verduras, las normales, sin probatinas ni alharacas, magníficas las carnes, el tocino y el chorizo, y realmente buenos los garbanzos. Sencillo, sin florituras, como es el buen yantar. Y un tinto de verano para acompañar la aventura…, con gaseosa, claro: siempre en tierra española.

Para terminar, los espirituosos, la tertulia y el cigarro, regalándonos el cielo un solo majestuosos en las callejas de Brunete. Sinceramente, momentos así son de agradecer, no sólo por el entorno y el magnífico yantar, sino, sobretodo, por la compañía, las palabras y los abrazos: gracias a esas maravillosas personas que son Celsa y Fonsi, a su ejemplar forma de ser y a la profesionalidad sencilla y cariñosa de su buen hacer, y, desde luengo, gracias a Hache, una de esas personas que sabe convertir cada rincón de la vida en una nota de alegría. Este día ha sido un enriquecedor Paseo.

Categoria: 

Sobre el Autor

David Luengo

David Luengo, director de www.losritmos.es, historiador y grafólogo, escritor y filósofo, compositor y fotógrafo.