Un toque de locura

la cocina de Autor de Víctor Reina
Destacados: 
  • Lo bueno de la locura es su curiosa, insistente y perseverante adicción a la belleza.
  • Lo bueno de la locura es que siempre sabe abrazar, es cálida y amable.
  • Enhorabuena Víctor, has conseguido un lugar singular, creativo, moderno y a la vez familiar.

Gastro Wriasko

Un poco de locura junto con la palabra Gastro... es mi mejor definición!!

Víctor Reina.

Bienaventurados los locos, porque verán a Dios… antes. Lo bueno de la locura es su curiosa, insistente y perseverante adicción a la belleza, al poder de crear cosas bonitas, a la pasión por la fidelidad y la lealtad a la verdad de la luz, de la textura, del sabor… Lo bueno de la locura es que siempre sabe abrazar, es cálida y amable, no fría y dura como la extraña razón, sino suave y dulce como los copos de nieve de la fábrica del Señor Wonka.

Hace unos cuantos días, y para disfrutar del buen yantar, de la buena conversación y de las buenas personas, quedé con unos amigos en un rincón de Madrid que se encuentra en una de las orillas de la calle de Lagasca –nombre que proviene de Mariano Lagasca y Segura, zaragozano nacido en 1776, botánico y director del Jardín Botánico de Madrid después de la Guerra de Independencia–. Una de esas cosas que haces por amor al arte –pues es una de las importantes– y que después acaba convirtiéndose en un hito dentro de los encuentros que tuviste en años.

Habiéndonos no encontrado en la calle, nos fuimos pegando los unos a los otros alrededor de una Alhambras para ir regando la terraza mientras disfrutábamos de la casa de Víctor: el Gastro Wriasko. Lo primero que me pareció curioso es el calor que se percibe en el lugar cuando la decoración realmente apunta a un estilo modernista e incluso vanguardista, pero Víctor Reina ha sabido darle el toque hogareño, utilizando colores ocres, terrosos y elegantes. La misma elegancia que destila su página web. Con ese toque de rebeldía creativa en ambos ambientes.

Después del dile y vacile que los amigos nos gastamos cuando nos vemos, nos dejamos engatusar por el Chef y nos decidimos a degustar cuanto más mejor. Y para que no decaiga el maridaje, comenzamos con una magnífica uva de godello, proveniente de la zona de Ourense, que ha dado lugar al Gaba do Xil, de Telmo Rodríguez: excelente a su temperatura de 9º.

Al poco llegaron las hamburguesas de calabacín y zanahoria al aroma de albahaca y salsa romescu; y los ravioli rellenos de foie y setas: excelente la reducción de salsa de soja que les acompañaba.

Entre bromas, chanzas y chirigotas apareció Paloma y el grupo quedó completo: D’Angordán y los Tres Ingenieros pululando por los goces del yantar: yantareando, de motu proprio y al abrigo de las sonrisas. Es lo que tiene, es lo que lleva: siempre una gota de locura.

Al momento llegaron los tallarines de calabacín con parmesano y salsa de hortalizas y el risotto de carabineros con zamburiñas. Al dente, suaves y sugerentes los primeros y alcanzando los límites de la douceaur el segundo. Y después comenzamos a gozar con el magret de pato con tallarines caseros al Idiazábal.

Sinceramente, Víctor ha conseguido que la cocina de Autor tenga un sitio privilegiado en el magnífico arte de la gastronomía en Madrid. Vuelvo a repetir, como ya he adelantado en otros de mis artículos, que gracias a maestros como Víctor la capital de España es la primera referencia a nivel mundial en el arte de la gastronomía, el octavo arte –aunque realmente es el segundo, después del arte de la conversación, que siempre será el primero.

Por cierto, excelentes los postres, sobre todo la espuma de crema catalana con chocolate caliente: para chuparse los dedos.

Enhorabuena Víctor, has conseguido un lugar singular, creativo, moderno y a la vez familiar. Una casa con dos ambientes perfectamente vinculados –el tapeo y el restaurante– y diferenciados. Todo ello elevado a un nivel alto y tremendamente sugerente gracias a una cocina de Autor pensada, profesional, de buen género y con un toque de locura y rebeldía que logra ponerle el punto a la i.

Categoria: 

Sobre el Autor

David Luengo

David Luengo, director de www.losritmos.es, es historiador y grafólogo, escritor y filósofo, compositor y fotógrafo.