Memorias de un principio

Memorias de un principio

Memorias de un principio, de David Luengo

Prólogo

Lo diremos claramente y de una vez: Usted no necesita leer el libro entero. De hecho, bastaría con que leyese el “apunte” con el que da comienzo esta corta narración para engancharse por completo a la naturaleza mística de lo que cuentan cada una de las 82 páginas que componen esta pequeña obra. Necesita leer esas primeras dos páginas para entender la necesaria existencia de Gonzalo, verdadero sol en la cosmovisión de David Luengo, para comprender cómo se jerarquizan las cosas en la vida de un hombre fuerte, de qué manera lo importante es importante, lo urgente, urgente, y las gilipolleces con las que el mundo moderno nos aturde, prescindibles. 

La sencillez de la narración nos descubre la relación de un padre y un hijo, atípica por insondable. No hay, entre ambos, eso que los psicólogos y terapeutas llamarían “comunicación”... pero existe; no hay diálogo... pero hablan; no hay interacción... pero es difícil saber dónde acaba uno y empieza otro. Gonzalo habla por boca de David, piensa como David y, seguramente, David es Gonzalo en lo que dice y en lo que piensa. Es fácil, como padres, envidiar al autor después de haberle compadecido estúpidamente tantas veces, después de habernos sentido en tantas ocasiones “favoritos de Dios”. Es inevitable pensar que, haya o no un más allá, David ya ha sido recompensado. Salen perdiendo sus otros hijos: los naturales, los literarios, los sentimentales... sale perdiendo cualquiera que entre en comparación con él, o que pretenda ocupar una mínima parte de su atención.

Y esas 82 páginas también hablan de lealtad. Lealtad es eso que perdimos los humanos con el cambio de siglo. No la tenemos con nuestros padres, no la tenemos con nuestros hijos y, por supuesto, no la tenemos hacia nosotros mismos. Tal vez por esto, la forma de ser del autor intelectual de estas páginas (por encima del autor material) sea tan incomprensible en nuestros tiempos. Tal vez sea por esto por lo que nos estamos quedando sin patria.

Juan Manuel Pozuelo Lodeiro

Periodista

 

Memorias de un principio, Dewi Long Cross (David Luengo Cruz)

Ed. Los Ritmos, del Siglo XXI.

ISBN: 978-84-09-12958-4

De venta en formato digital (10€, IVA incluido)

en secretaria@ublc.org y en redaccion@losritmos.es

www.losritmos.es 


Sobre el Autor
Imagen de Redacción

Redacción

Aunque el hogar haya sido devorado por la jungla –no por bárbaros salvajes, sino por los monstruos educados y refinados de la sociedad de consumo (cfr. Á. de Silva)–, desde estos ritmos proponemos una revolución: que cada uno se mire a sí mismo y, conocíendose, se acepte; y, aceptándose, se supere. El que quiera cambiar el mundo, que empiece por uno mismo.